Durante el año 2016, entre otras tareas, se elaboró un estudio detallado para identificar las necesidades específicas del sector del agua en cuanto a vigilancia tecnológica se refiere y las tecnologías que ofrecen mayor interés o potencial de implantación, planteando los objetivos/retos para la industria y desplegando los elementos a monitorizar. El resultado de esta actividad se plasmó en un informe de vigilancia tecnológica para el sector del agua.

Durante el mes de junio de 2017 se realizó una encuesta para detectar aquellos desafíos tecnológicos en el sector del agua que requieran ser sondeados desde la vigilancia tecnológica,  como prioridad en Canarias, y abordados de forma conjunta entre personas clave del sector industrial-empresarial, las Universidades, los Centros de Investigación, etc., de manera que el resultado de la encuesta ayude a priorizar las carencias de innovación e identificar oportunidades de vigilancia tecnológica que sean de interés y puedan tener un impacto significativo para el sector, si fueran abordadas.

Se recibieron 48 respuestas, siendo los Retos  6 y 7 los más votados:

  • Reto 6: Tratamiento de aguas residuales con finalidad productiva y valorización de efluentes (depuradoras bajo el concepto de economía circular).

Las aguas residuales pueden convertirse en una fuente de recursos si su tratamiento se reconfigura para mejorar la regeneración de agua, producción de energía y obtención de nutrientes. Este reto se centra en identificar y en proponer procesos emergentes y sistemas de procesos cuyo objetivo principal es la recuperación de los recursos presentes en el “agua usada”. Ejemplo de acciones innovadoras en el área de depuración son: la bioproducción de PHAs (polihidroxialcanoatos) a partir de lodos y cultivos, el uso de energías alternativas para autoconsumo en EDARs, el uso de coagulantes vegetales, la separación y concentración de nitrógeno y fósforo para obtener fertilizantes, así como la regeneración de agua, etc.

  • Reto 7: Tratamientos de agua con uso exclusivo de energías renovables para la mediana y gran escala.

La eficiencia energética y el ahorro de energía en los tratamientos de agua es un tema de importancia crucial. Se ha venido trabajando con equipos más eficientes, remodelando plantas, aplicando un mejor control del proceso y mediante nuevas implementaciones de dispositivos que fomentan el ahorro. El reto ahora se centra en todos los aspectos relacionados con proponer soluciones innovadoras que hagan uso de energías renovables en el tratamiento de las aguas, principalmente en la depuración.

Por lo que como prioridad en Canarias, además de los retos generales (innovación, internacionalización, financiación de la I+d+i) son estos dos desafíos tecnológicos en el sector del agua los que estamos sondeando para ser  abordados de forma conjunta entre los agentes clave del sector del agua.